Descubre cómo el ozono puede influir en el cáncer y en el sistema inmunológico, teniendo en cuenta que la ozonoterapia es aún novedosa y su aplicación adecuada es fundamental para un tratamiento efectivo. Continúa leyendo para obtener más información detallada sobre este tema

La ozonoterapia es una práctica terapéutica que utiliza ozono medicinal para tratar diversas enfermedades. Esta terapia ha ido ganando interés en la medicina integrativa y holística.

¿Qué es el Ozono y qué propiedades tiene para la salud?

El ozono es un gas altamente oxidante compuesto por tres moléculas de oxígeno. Cuando se usa en dosis terapéuticas, mejora el metabolismo del oxígeno y potencia el sistema inmunológico (2).

También tiene propiedades antiinflamatorias y germicidas (eliminación de virus, bacterias y parásitos). 

¿Cómo se administra el tratamiento con Ozono?

El tratamiento con ozono puede administrarse por diversas vías:

  • Agua ozonizada para beber
  • Aceite ozonizado para beber o aplicar sobre la piel
  • Solución salina ozonizada para aplicar sobre la piel
  • Gas con ozono o agua ozonizada aplicada de forma intravenosa o intratumoral

Puede aplicarse en mucosas, como fosas nasales, vaginal, uterino, enjuague bucal, aplicación rectal para el intestino y aplicación tipo vapor de sauna.

La ozonoterapia debe ser administrada por profesionales capacitados y en entornos controlados para evitar efectos adversos graves. Es importante aclarar que la información sobre las dosis seguras y efectivas aún es insuficiente y no está completamente estandarizada.

Usos terapéuticos del Ozono

La ozonoterapia se ha usado en la medicina integrativa para abordar una variedad de condiciones, como por ejemplo:

  • Cuidado de heridas
  • Osteoartrosis de rodilla
  • Dolor de espalda baja
  • Hernias discales
  • Tinnitus
  • Infecciones vaginales
  • COVID-19
  • Cáncer

Es importante destacar que si bien la ozonoterapia se emplea para tratar estas condiciones en el ámbito de la medicina integrativa, su eficacia y seguridad pueden variar dependiendo de la condición específica. 

Además, la evidencia científica sobre su uso para el tratamiento del COVID-19 y el cáncer sólo está respaldada por estudios a pequeña escala. 

Ozonoterapia y cáncer 

Se ha encontrado que el ozono actúa sobre el cáncer de las siguientes maneras: 

  • El ozono incrementa los niveles de oxígeno en el cuerpo, ayudando a combatir la hipoxia tumoral (falta de oxígeno en el tumor).
  • Mejora el metabolismo del oxígeno y actúa como antioxidante, combatiendo el envejecimiento celular asociado con el cáncer.
  • Puede atacar la membrana de las células cancerosas mediante la oxidación de la grasa de estas membranas, sin dañar las células sanas.
  • Estimula el sistema inmunitario, lo que puede potenciar la efectividad de otros medicamentos y tratamientos contra el cáncer así como la tasa de supervivencia en algunos casos. 

Por ejemplo, un estudio clínico mostró un aumento en la supervivencia de pacientes con glioblastoma recurrente tratados con ozono intratumoral junto con quimioterapia estándar. 

Estos pacientes tuvieron una supervivencia de 30.5 meses en comparación con el valor estándar de 11.9 meses. Otro paciente tratado con ozono después de la primera cirugía continúa sin recurrencia después de 53 meses (1).

Sin embargo, es importante aclarar lo siguiente:

  • Es crucial tener en cuenta que una única aplicación de ozono no resulta suficiente para afectar todas las células tumorales. Se necesitan múltiples aplicaciones para lograr un impacto significativo.
  • La ozonoterapia suele ser bien tolerada, pero pueden ocurrir efectos secundarios como distensión abdominal, disminución de la sensibilidad, parestesia, empeoramiento transitorio del dolor y sensación de desmayo. En estudios específicos, se han observado infecciones y hemorragias asociadas con la administración intratumoral de ozono.
  • Además, es importante señalar que los estudios realizados hasta el momento han sido limitados en número y alcance.
  • Por lo tanto, se requiere llevar a cabo investigaciones adicionales para comprender cómo las células tumorales responden al ozono, las dosis seguras y efectivas según el tipo de tumor, así como la vía de administración más efectiva y su eficacia como agente terapéutico contra el cáncer.

 

En resumen, la ozonoterapia se presenta como una opción que puede servir de apoyo al tratamiento del cáncer, aunque requiere de muchos más estudios e investigaciones para validar su eficacia. Por tanto, es esencial que los pacientes oncológicos que consideren esta opción busquen la orientación de profesionales médicos especializados.

Si bien aún queda mucho por descubrir, los avances en el campo de la medicina integrativa prometen nuevas oportunidades para mejorar la calidad de vida y la supervivencia de las personas que buscan tratamiento para sanar del cáncer. 

Daniella Bellizia Chacón

Nutricionista – dietista

Equipo Anticáncer Carlos Malatesta

Referencias Bibliográficas: 

  1. Serra MEG, Baeza-Noci J, Mendes Abdala CV, Luvisotto MM, Bertol CD, Anzolin AP. The role of ozone treatment as integrative medicine. An evidence and gap map. Front Public Health. 2023 Jan 16;10:1112296 Disponible en la web en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9885089/ 
  2. Bañuelos Ramírez, Ana Karen. Cáncer y Ozono. Revisión bibliográfica. Ozone Therapy Global Journal Vol. 202313, nº 1, pp 153-173. Disponible en la web en: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/9051453.pdf 
  3. Sanjaya, I. N. H., & Pemayun, C. I. M. . (2023). Vaginal Ozone Insufflation in Management of Vaginal Candidiasis. European Journal of Medical and Health Sciences5(5), 13–16. https://doi.org/10.24018/ejmed.2023.5.5.1414
  4. Baeza-Noci J, Pinto-Bonilla R. Systemic Review: Ozone: A Potential New Chemotherapy. Int J Mol Sci. 2021 Oct 30;22(21):11796. Disponible en la web en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8584016/